martes, 18 de febrero de 2014

Bahrain medirá los neumáticos y la fiabilidad de Red Bull

Hola a todos. Si Red Bull sigue con problemas de motor en los dos próximos test de Bahrain, pondrá en serio peligro sus posibilidades de éxito en las primeras carreras del Mundial. Hasta Barcelona. Por eso deberíamos ver ya desde mañana algunas modificaciones en el RB10 para enfrentarse al desafío del polvo y del calor. Por lo visto hasta ahora, hay dos tipos de problemas, el del sobrecalentamiento de las baterías y del funcionamiento del ERS. Renault cree haber solucionado el primero, pero hasta ahora el propulsor sólo ha funcionado con la disposición de Lotus, más conservadora que la adoptada por Toro Rosso y Red Bull. El equipo italiano no pudo completar los cien kilómetros de su segundo filming day del año en el circuito de Misano. Con los días pasados desde Jerez al menos hemos podido ver cómo Newey reconocía su culpa al haber hecho un pack "demasiado agresivo", y que no permitía refrigerar bien el motor. Pero también le metía un palo a Renault por sus grandes necesidades de refrigeración. Una crítica absolutamente injusta porque el equipo francés ha trabajado todo este tiempo bajo sus directrices. Igual que lo hizo en el pasado cuando logró tener el motor que mejor soplaba de la parrilla, clave para los escapes soplados. Han sido semanas muy duras para el equipo de ingenieros que dirige Remy Taffin, con insinuaciones veladas, y altamente improbables, de que Red Bull tenga otro suministrador de propulsores para 2015. Y digo altamente porque ni Mercedes ni Ferrari tienen ganas de darles ni agua. Honda sería una alternativa, pero tienen exclusividad con McLaren en su regreso a las carreras. Si Vettel y Ricciardo hacen suficientes kilómetros entonces tendrán cuatro días más a finales de febrero para pensar en el desgaste de neumáticos, los reglajes y las prestaciones. El match ball se habrá salvado. Si no ruedan entonces todo se les complica mucho para Australia. Los neumáticos Bahrain será la auténtica prueba de la verdad para los neumáticos de 2014. Son más duros que los del año pasado, y cuesta calentarlos, algo que puede ser un claro problema para Ferrari. Pero será la primera vez que sean sometidos a las tremendas acelaraciones de un circuito de tracción con el mayor par de los nuevos motores turbo. También serán sometidos al calor. Los compuestos que utilizarán estos días son el blando, el medio (también con otra versión experimental), y el duro en dos versiones, la de Bahrain y la que llevaron en Jerez. El 'coco' Mercedes En el paddock, y entre algunas escuderías, ven imposible alcanzar la potencia de los motores Mercedes. Pero hay otros elementos este año importantes, y uno de ellos es el consumo. Aspecto en el que en Ferrari están muy satisfechos. Se cree que desconectan sus cilindros cuando levantan el pie del acelerador. También han acertado, de momento, en la capacidad de refrigeración. Hamilton y Rosberg fueron los que más impresionaron en Jerez, también McLaren... Pero el equipo de Button fue con una evolución aerodinámica más importante al trazado andaluz. Necesitan patrocinadores. Gustará más o menos, pero Ron Dennis les ha puesto firmes. Esperan la llegada de Bouiller. Fenómeno Magnussen Reconozco que al principio pensé que era un caso clásico de fenómeno coreado por la prensa inglesa, pero mis fuentes en el paddock me hablaron en Jerez de que Kevin Magnussen es un gran talento, muy rápido y que ha encantado a sus ingenieros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada